Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

FETAP expuso el contexto que atraviesan las empresas de transporte

La Comisión de Servicios Públicos se interiorizó sobre la situación del transporte público de pasajeros que presta servicio en la provincia de Córdoba. Para ello, recibieron a Esteban Cruz Riveros, miembro de la comisión directiva de la Federación de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros (FETAP); la contadora Paola Martellono, asesora técnica económica de FETAP y el doctor Horacio Galán, asesor legal de la dicha federación.

Los invitados ofrecieron a los miembros de la comisión un informe que refleja -en hechos y números- el contexto que transita el servicio público de pasajeros, agravado por la emergencia sanitaria.

Riveros dijo que “el transporte está viviendo una situación muy particular” al referirse al cese de la actividades que rige en Córdoba desde el 11 de abril pasado para los servicios interurbanos y urbanos del interior. El directivo aseguró que el transporte de pasajeros “está viviendo la peor crisis de su historia”.

Para entender esta situación “de crisis y debilidad” que atraviesa el servicio, la Federación considera oportuno remitirse a las decisiones del gobierno nacional y provincial previas a la pandemia y que impactaron en los ingresos y economía de las empresas.

En este marco, la contadora Martellono fue la encargada de expresar en cifras la situación y comenzó refiriéndose a la “asimetría” que se presenta en la entrega de subsidios nacionales. Primero explicó que en Córdoba hay trazas que no reciben este apoyo económico, y otras que obtiene montos menores en comparación a otros distritos. A modo de ejemplo: un móvil en Amba percibe subsidios por 469 mil pesos, mientras que en Córdoba un móvil urbano de la ciudad de Córdoba tiene asignado 324 mil pesos y 154 mil pesos un coche del interior.

La asesora técnica de FETAP aseguró que esta misma “inequidad” se aplica en el servicio interurbano, situación que se vio agravada a nivel general a partir del año 2019, cuando el gobierno nacional decide reducir estos auxilios económicos.

Respecto al porcentaje que los subsidios representaban para las empresas, Martellono dijo que equivalen al 30 por ciento de los ingresos totales y la recaudación el 70 por ciento restante, todo ello sobre una estructura de costos compuesta por un 53 por ciento destinados a la masa salarial y un 12 por ciento a costos fijos.

Al referirse a la recaudación por la venta de pasajes, Riveros reconoció la incertidumbre que se avizora para los próximos meses, donde la reactivación de la actividad se estima que no llegará a los niveles previos a la emergencia sanitaria. “Sabemos que (el servicio) no volverá a las condiciones normales”, dijo el representante de FETAP.

Consultado sobre si un aumento en el precio del boleto ayudaría a las empresas a mejorar la situación financiera que atraviesan, el directivo de FETAP dijo que “no sería conveniente” ya que en condiciones normales el aumento del pasaje trae aparejado una merma en el uso del servicio. Esto en pandemia tendría “un carácter restrictivo mayor”, aunque opinó que “podría aplicarse” debido al congelamiento de tarifas que exigió la entrega de subsidios.

Los legisladores y legisladoras plantearon sus consultas e inquietudes para trabajar sobre le informe recibido. La reunión estuvo presidida por el legislador Dardo Iturria.

Galeria de Imágenes

Scroll to Top

Envianos tu consulta